Traductor

domingo, 18 de agosto de 2013

CURIOSIDAD NOVELESCA DE LA SEMANA



Me han preguntado ya un par de veces si el personaje de Sheru es real. Bien, pues lo es en parte. Sheru, como tal, no existió, pero si llegáis al final de la historia, y comprobáis su último nombre... Bien, el caso es que la gran sacerdotisa Tutanapshum de Nippur sí que existió.
En la imagen que os adjunto, podréis ver el único "retrato" que se ha encontrado de ella. Se trata de la lápida de la tumba de su arpista, Aman-Ashtan (personaje que sale también en el libro). El texto de la lápida dice: "Tutanapshum, Entu del dios Enlil; Aman-Ashtan, su arpista y fiel sirviente".
En la imagen, Aman-Ashtan lleva un kaunake-chal enrrollado al cuerpo y con flecos (lo que indica que era un sirviente de muy alta posición). Tutanapshum viste un kaunake de volantes y lleva en la cabeza una curiosa tiara. Algunos sumeriólogos lo interpretan como una diadema-corona y otros como la tiara de cuernos (que en realidad no sabemos muy bien qué forma tenía). Lo más curioso es que lleva tres largas trenzas que le llegan casi a la cintura (¿Os suena de algo a los que ya habéis leído la historia? ;D) Esto es curioso, ya que es la representación más temprana de una Entu con trenzas. La chica debía ser muy coqueta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario